jueves, 26 de septiembre de 2013

Tocando con los dedos el Paraíso (XX)



Pero ¿cuáles fueron las nuevas realizaciones de este sultán, culto como su padre pero que pudo aún reinar, tras su re entronización, casi 30 años más? Ciñéndonos a la Alhambra, parece que no tardó mucho en ponerse manos a la obra y que su primer impulso fue realizar una amplia remodelación del Mexuar, incluidas reformas en el patio adyacente de Machuca. A éste añadió dos pórticos, del que actualmente sólo uno sobrevive. Luego, para relacionar el espacio del Mexuar con el contiguo de Comares realizó la gran fachada que da paso a este palacio desde aquél otro. Dicha obra, una de las más impresionantes de la Alhambra, la mandó edificar Muhammad para celebrar otro hito histórico de su reinado: la recuperación de Algeciras en 1369, derrotando a Enrique II de Castilla, quien había depuesto y asesinado a su amigo Pedro poco antes.
 
Fachada de Comares.
A partir de ese momento, los acontecimientos históricos favorecerán al siempre precario reino nazarí y su rey obtiene, y aprovecha muy bien, diversas treguas que le permiten ponerse manos a la obra para finalizar la que será su gran creación: el palacio de los Leones. Este palacio ostentaba en época árabe la muy apropiada denominación de al Riyad al Said o Jardín Feliz y es sin duda el más conocido del monumento. No sólo es bellísimo sino además verdaderamente original respecto al resto de la Alhambra. Recordemos que posee pinturas y un grupo escultórico, rasgo muy singular en una construcción musulmana que denota la influencia cristiana a la que nos hemos referido anteriormente.

Palacio de los Leones. Fuente: http://www.radiogranada.es

No hay comentarios: