miércoles, 11 de septiembre de 2013

Tocando con los dedos el Paraíso (X)



De vuelta a la medina, cabe señalar finalmente que Muhammad III se encargó de sentar las bases del barrio artesano y comercial situado unos metros al sur del palacio del parador de san Francisco, dotándole de calles, tiendas, baños y tal vez de alguna industria artesanal, como unas tenerías para curtir pieles, de las que existen vestigios en la zona hoy llamada del Secano.

Palacio de El partal, con su conocida alberca. Fuente: http://www.buscounviaje.com
Sin duda este rey era una personalidad interesante. Aparte de configurar la ciudadela, Muhammad III también construyó su propio palacio, el hoy llamado del Partal, donde mandó disponer, en la torre que remata el Pórtico, llamada de las Damas, un observatorio astronómico. Muhammad III era muy aficionado a la Astronomía, como lo era a otras ciencias, y protegió a artistas y sabios que llegaban a su corte en busca de mecenazgo.
 
Techumbre del observatorio astronómico del Partal, creado por Muhammad III, hoy en un museo berli´nes.

De este modo, Muhammad III, pese a su corto reinado (1302-1309) que no careció de dificultades políticas y terminó con su destronamiento a manos de su hermano Nasr, supo  dejar sentadas las bases de la ciudad palatina, cuya estructura variaría ya muy poco. Al oeste, la zona militar representada por la Alcazaba, al norte el área palaciega apegada a la muralla de ese lado y al este y al sur, una medina destinada tanto a residencia, como a tareas administrativas, comerciales e industriales.

No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...