jueves, 1 de agosto de 2013

LA ALHAMBRA DE LAS MIL Y UNA MIRADAS (4)


En cualquier caso, aún no había llegado el momento de la colina roja como asiento real. Ese papel se lo iba a proporcionar Muhammad Ibn  Nasr, conocido con el sobrenombre de Alhamar (“el rojo”, por su barba cobriza), fundador de la dinastía y del Emirato nazaríes, que entró, en olor de multitudes, a Granada por la puerta de Elvira en 1238. Procedente de Jaén, en concertó de Arjona, acudió a la llamada de auxilio que le enviaron los notables de la región, temerosos de que fuera conquistada Granada por los cristianos. Casi al mismo tiempo Almería y Málaga se entregaron igualmente en brazos de este cauto aunque valiente jefe militar, para terminar de conformar lo que iba a ser el Emirato Nazarí. Con sede en Granada, éste ocupó más o menos lo que hoy son estas tres provincias surorientales, más ciertas comarcas de las provincias de Jaén, Córdoba y Cádiz. 

Fuente: http://www.culturandalucia.com
Mediado el siglo XIII pocos podían jurar que el nuevo estado, nacido en época tan convulsa, iba a sobrevivir aún dos siglos y medio, pese a los muchos peligros que le rodeaban y las continuas luchas internas que tuvo que soportar. Pero además, y eso parece mucho más importante, el Reino Nazarí, como último territorio bajo soberanía musulmana, logró atesorar primero y aquilatar más tarde la herencia cultural andalusí, expresada, prácticamente en su totalidad, en su obra cumbre: la Alhambra. El monumento nazarí es el perfecto punto de encuentro entre las tradiciones arquitectónicas y científicas grecolatinas, recicladas y puestas en valor por los árabes durante el Medievo, y el bagaje oriental, básicamente indoiranio, que constituyó el segundo pilar de la cultura islámica clásica, además de ciertos aspectos (los menos) de origen puramente árabe, como las leyendas epigráficas, refugio de la tradición poética beduina y de la intocable doctrina coránica.

Leyenda epigráfica en la Alhambra; arriba, más pequeño, el lema de la dinastía nazarí: Lá gálib illa Allah.

No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...