viernes, 2 de agosto de 2013

LA ALHAMBRA DE LAS MIL Y UNA MIRADAS (5)


Pero, para continuar hablando de los Nazaríes y de la Alhambra, su obra cumbre, es necesario encontrar un más adecuado escenario, una segunda mirada donde ésta aparezca mucho más cercana y se convierta definitivamente en protagonista. Esa nueva visión del monumento es la más conocida, reproducida y admirada: la que se contempla desde la explanada de San Nicolás. Vista desde allí, la Alhambra parece el escenario perfecto para la ópera más grandiosa que jamás nadie haya osado imaginar. Se aprecia muy bien no sólo la ciudadela amurallada, sino también parte de su entorno extramuros; es decir, la visión más deslumbrante y conocida de la ciudad palatina.

Protagonista indiscutible es el dinámico, desde el punto de vista arquitectónico, lienzo norte, cuyas torres, de volúmenes dispares pero perfectamente conjuntadas, parecen cabalgar sobre la colina roja, aferrándose, por abajo, al manto verde del bosque de san Pedro en una suerte de inevitable simbiosis y perfilando perfectamente, por arriba, sus líneas bermejas sobre las crestas gris azuladas de Sierra Nevada. Y, a un lado, sobre el cerro del Sol, la delicada estampa del Generalife, almunia real extramuros que, vista desde aquí, parece la diadema perfecta para la reina de las ciudadelas. 


No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...