miércoles, 21 de agosto de 2013

La colina de los prodigios (VII)



Como se puede ver, la orografía de la colina roja resultaba el mejor de los acicates para poner en marcha el proyecto que comenzaba a fraguarse en la mente de Alhamar. Pero éste aún habría de descubrir otra ventaja añadida y, seguramente inesperada por él: las inmejorables condiciones para la construcción de la tierra misma que pisaba. Ésta, entonces como hoy, se componía de un material que ha sido bautizado por los geólogos muy apropiadamente como “conglomerado Alhambra”. Esta amalgama de materiales, donde se alternan vetas rojizas, anaranjadas, grisáceas y pardas, es una mezcla de piedras de diferentes tamaños: arena de cuarzo y micas, incluso partículas de oro, más una arcilla especial de color rojo fuerte, conocida popularmente como alpañata. Esta arcilla se convierte en el elemento fundamental de este tipo de suelo al ser el aglutinante del resto de materiales. 

Corte en un terreno cercano al Llano de la Perdiz, del conglomerado Alhambra. Fuente: http://servidorgeodin.ugr.es
El conglomerado Alhambra predomina también en las colinas vecinas, pero en la Sabika presenta más solidez, ya que en ella es más abundante la alpañata.
Las cualidades sobresalientes de este particular asiento permitieron a los constructores de la Alhambra realizar cimentaciones muy estables sin necesidad de ampliar la base de los muros. Su consistencia es tal que añadiendo al terreno otros materiales, como piedras, cal y hormigón, los cimientos quedan perfectamente sellados. Y ello por obra y gracia de la prodigiosa compactación del conglomerado Alhambra sobre todo lo que toca. Es como si este material tuviese la capacidad única de adherirse como un pegamento natural a su entorno hasta el punto de “conquistar” con su particular color cualquier estructura que se inserte en él, como queda bien claro en las murallas de todo el recinto.

Torres y muros de la Alcazaba, de color rojizo por efecto del conglomerado con que fueron edificados. Fuente: www.flickr.com 

No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...