lunes, 30 de junio de 2014

Inspiración Cero (metapoesía de la Nada)


Hay momentos, como el actual, en los que no puedo escribir. Tengo proyectos (un libro de cuentos por terminar, por ejemplo) y no puedo atenderlos porque no encuentro las ideas necesarias en mi mente bloqueada. Peor aún que no hallar ideas es no encontrar esas palabras que en otras situaciones surgen con fluidez. No hay explicación posible para tal sequía, no se trata de mi estado de ánimo, ni de mi falta de capacidad (en otros momentos claramente sobrada). Podría tratarse de letargo de las neuronas literarias, intimidadas, tal vez, por un exceso de auto exigencia, pero podía ser cualquier cosa. En estas situaciones, lo mejor es olvidarse para no caer en la desazón y tratar de escribir algo, lo que sea, para engañar al jodido orgullo. O, más fácil aún, rescatar un viejo escrito como este poema que publico hoy, que habla, precisamente, de lo que digo. Lo compuse hace tiempo en otro momento similar y, advierto, tiene doble sentido: por un lado, se refiere a la falta de inspiración y, por otro, a una suerte de masturbación mental que se apodera de mi ánimo en esta tesitura. Eso demuestra que se puede escribir de todo, incluso de la terrible sensación de no poder escribir nada. 
El poema es muy breve y dice así:

INSPIRACIÓN CERO

Lloronas las horas
pesan sobre mi pluma.
Perezosa,
niégase a vibraren la hoja,
Lobuna, 
refleja un rayo de luz de luna
sobre su lomo de nácar rosa. 


No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...