sábado, 23 de marzo de 2013

LOS OJOS DE DAVID CARRADINE





Me preguntas qué les has pasado a mis ojos,
A mi mirada que ahora parece esconderse, afilada.
Me lo dices poniendo ese tuyo natural de niña,
Admirablemente sorprendida. Y llevas razón.
Desde hace un tiempo para acá mis ojos están cansados,
Cansados de ser los primeros que sufren
Mis rabietas de Quijano que inventa problemas
Y los redime así de su insustancialidad;
Mis ojos están cansados de ver fantasmas a cada paso,
Mis ojos se han quejado de tanto sobresalto,
De que un simple gesto despierte un reguero de ira.
Mis ojos no han podido más y se han cansado.
Han adoptado una posición cómoda:
Se mantendrán tranquilos, entreviendo el mundo
Tras la cortina de los párpados,
Dejando sólo escapar el ascua de mi auténtico yo
Que se adivina perdido en las profundidades,
Persiguiendo, como siempre,
Alguna ráfaga de luz
O de tinieblas y locura.

No hay comentarios:

Navidad en Alsacia (I)

Hace poco estuvimos en Alsacia, de vacaciones. Su capital, Estrasburgo, ciudad universitaria y   sede europea, es también muy na...